domingo, 24 de junio de 2012

La esclava fea y Afrodita (165)


Una esclava fea y mala gozaba del amor de su amo. Con el dinero que éste le daba, la esclava se embellecía con brillantes adornos, rivalizando con su propia señora. Para agradecer a Afrodita que la hiciera bella, le hacía frecuentes sacrificios; pero la diosa se le apareció en sueños y dijo a la esclava:

-No me agradezcas el hacerte bella, si lo hago es porque estoy furiosa contra ese hombre a quien pareces hermosa.

No te ciegues por lo que crees es tu tesoro, no vaya a ser que sólo sea una carencia en tus vecinos.

Esopo

4 comentarios:

  1. Guahh, y ella creyendo que era por ella, y solo el instrumento para otra accion, me quedo sorprendida, con esta moraleja. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que nunca debemos perder la humildad, Regina.

      Un besote

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails