viernes, 16 de diciembre de 2011

La langosta y su madre (156)


- No andes atravesada y no roces tus costados contra la roca mojada, - decía una langosta a su hija.

-Madre, - repuso ésta, - tú, que quieres instruirme, camina derecha y yo te miraré y te imitaré.


Antes de decir un consejo,
primero dalo con tu ejemplo.

Esopo

11 comentarios:

  1. Qué bueno, consejos vendo que para mi no tengo!!

    Feliz finde.

    ResponderEliminar
  2. Nunca mejor dicho, Marikosan. Besos y ánimo.

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno, predica con el ejemplo...
    Besitos de lindo fin de semana Canoso y FELÍZ NAVIDAD,

    ResponderEliminar
  4. Como decía mi abuelo: "es más fácil dar consejos que aplicarse el cuento".

    ResponderEliminar
  5. Es cierto, prediquemos con el ejemplo.
    Somos el reflejo de lo que decimos y hacemos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. mi querido y admirado amigo hay un refrán que dice siempre se ve el cesco en ojo ajeno y no se ve la viga en el de uno.
    Muchos besinos de esta amiga que te desea con cariño felices fiestas navideñas.

    ResponderEliminar
  7. Muy cierto Ozna, nunca mejor traido. Un besote

    ResponderEliminar
  8. rosscanaria, así es. Un besote.

    Javier, pues si, es otra variante. Un abrazo.

    Adrián J. Messina, es que es más fácil hablar que actuar. Un abrazo.

    David C. sigue estando vigente siglos después. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Hay mucha gente que debía aplicarlo a sus vidas y resolver su problemas antes de criticar la vida de otros,pero es más fácil criticar que actuar,por eso se lamentan de lo que hacen o dejan de hacer los demás y ellos ni se critican ,ni se reforman.

    ResponderEliminar
  10. Si aprendiésemos estás enseñanzas de Esopo todo sería fantástico, Miguel, pero cientos de años después siguen estando vigentes...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails