viernes, 3 de junio de 2011

La comadreja y la lima (147)


Se introdujo una comadreja en el taller de un herrero y se puso a lamer una lima que ahí se encontraba. Al cabo de un rato su lengua arrojaba sangre en abundancia, y la comadreja se puso muy feliz pensando que había arrancado algo al hierro, hasta que acabó por perder su propia lengua.

Piensa siempre que si haces un daño, tarde o temprano éste regresará contra tí.
Esopo

7 comentarios:

  1. Por eso siempre evitarlos o al menos intentarlo

    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  2. Bueno, eso de que si haces daño viene de regreso, depende, a veces es un mal necesario.

    Abrazo

    ResponderEliminar
  3. ...en pocas palabras. causa-efecto, acción-reacción...

    abrazos :)

    ResponderEliminar
  4. Me convence Esopo, creo que cuanto hacemos ó decimos es una forma de decretar,causa-efecto. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Esopo deja traslucir un aspecto muy interesante sobre la psicología de las personas que de manera deliberada hacen daño, especialmente de quienes hacen de la difamación un deporte. La comadreja ve sangre en la lima y disfruta creyendo que su acción le procura un buen resultado y así insiste una vez y otra aunque en realidad sólo consiga su propio desgaste.
    Algunas personas sólo saben atraer la atención de cuantos les rodean causando dolor a los demás porque en el fondo consideran que todo eso les hace valores de un nombre y distinción dentro de la sociedad. Sólo hay que pensar en ciertos comentaristas y tertulianos casposos de televisión para entender a qué me refiero. El destino de estos personajes es tan sombrío y siniestro como los pensamientos y acciones que han dedicado a cuantos les rodeaban y son ellos y sólo ellos los responsables.
    Un abrazo tinerfeño, alejado de las comadrejas.
    CC

    ResponderEliminar
  6. Lo que siembras cosechas, seguna las intenciones que tengas te revotaran. Un fuerte abrazo y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  7. No puedo estar más de acuerdo con esa frase, siempre he dicho que si hacemos un mal, este tarde o temprano la vida se encargará de que paguemos por él.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails