viernes, 22 de abril de 2011

Viernes Santo


Al igual que hicimos el pasado Domingo de Ramos, para conmemorar este día, un poco de buena música nuevamente de la mano del compositor Tomás Luis de Victoria, pero en esta ocasión con las voces del grupo The Sixteen, bajo la dirección de Harry Christophers.

Tenebrae factae sunt



Tenebrae factae sunt, dum crucifixissent Jesum Judaei: et circa horam nonam exclamavit Jesus voce magna: Deus meus, Deus meus, ut quid me dereliquisti?
Et inclinato capite, emisit spiritum.

Exclamans Jesus voce magna, ait: Pater, in manus tuas commendo spiritum meum.



Se hicieron las tinieblas cuando los judíos crucificaron a Jesús. Y cerca de la hora de nona, exclamó Jesús con voz potente: Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?
E inclinando la cabeza, entregó el espíritu.

Jesús, dando una gran voz, exclamó: Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu.

4 comentarios:

  1. Espero que por tu zona no os esté fastidiando la lluvia. Que pena para todas las personas que han estado todo el año preparando estos días y que la madre naturaleza no les deje disfrutar de estos momentos.

    Un fuerte abrazo :)

    ResponderEliminar
  2. Tiene razón Chema, la lluvia no ha permitido la salida de muchísimas procesiones, con el tiempo que llevan preparándolo y esperándolo con impaciencia y enorme fervor, para que ahora les pase esto...
    Muy bello el vídeo.
    Te deseo una semana santa, ya por acabar, llena de amor, armonía y paz querido Canoso,

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias, este empieza a ser un reducto musical de referencia.

    Mis hijos han salido a procesionar hoy con la Cofradía de las Siete Palabras, bajo una lluvia tremenda al salir y un sol radiante al leer tres horas después estás últimas palabras, el aire se ha roto al tronar de los tambonres y bombos.

    ResponderEliminar
  4. Chema, rosscanaria, Pilar, la verdad es que este año la gran protagonista, al menos aquí en el sur ha sido la lluvia. Desde el Martes Santo muchas han sido las cofradías que no han podido salir a la calle por miedo a deteriorar su patrimonio, en muchos casos con siglos de antiguedad, pero creo que nunca mejor dicho, el hombre propone y Dios dispone, por lo que habrá que dejar esas procesiones para años venideros en los que el tiempo no quiera.

    gracias por vuestras palabras y visitas.

    Besos y/o abrazos

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails