viernes, 4 de marzo de 2011

Los murciélagos y las comadrejas (140)

Cayó un murciélago a tierra y fue apresado por una comadreja. Viéndose próximo a morir, imploró el murciélago por su vida. Le dijo la comadreja que no podía soltarle porque de nacimiento era enemiga de los pájaros. El murciélago replicó que no era un pájaro sino un ratón, librándose con esta astucia.

Algún tiempo después volvió a caer de nuevo en las garras de otra comadreja, y le suplicó que no lo devorara. Contesto esta comadreja que odiaba a todos los ratones. El murciélago le afirmó que no era ratón sino pájaro. Y se libró así por segunda vez.

Sepamos siempre adaptarnos a las circunstancias del momento si deseamos sobrevivir, en cualquier rama de la vida que actuemos.
Esopo

7 comentarios:

  1. Realmente sabio el murciélago, al fin y al cabo no somos tan solo de un modo.
    Buen fin de semana

    ResponderEliminar
  2. Muy buena fábula y lleva mucha razón. Si en más de una ocasión hubiese actuado como el astuto murciélago, otro gallo me hubiera cantado. Pero bueno también he aprendido mucho y ahora intento adaptarme en la medida de lo posible a las diferentes situaciones de mi vida y a sobrevivir como se pueda. Lo malo es que en este mundo hay muchos murciélagos sueltos que además de astutos, también son cobardes, mentirosos y con tal de sobrevivir pasarán por encima de todo y todos.
    Bueno ya me estoy saliendo del tema.
    Un besito Canoso y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  3. El murciélago cambia según las circunstancias, como los camaleones, me parece muy inteligente por su parte.
    Buena fábula Canoso.
    Te dejo un gran besazo de excelente fin de semana,

    ResponderEliminar
  4. Con buena enseñanza, J-M, un abrazo

    Cierto, nos adaptamos a las circunstancias... Besos

    Pero no dejas de tener razón, Chari, en ocasiones nos encontramos con demasiados 'murciélagos' je je Besos

    Así es Rosscanaria, son un poco camaleónicos. un fuerte abrazo. Por cierto, te tengo abandonada.

    ResponderEliminar
  5. Una manera muy astuta de poder sobrevivir. Exactamente el adaptarnos es lo que nos puede llevar al triunfo o al fracaso.

    Besos y abrazos!

    ResponderEliminar
  6. Pues si, al parecer el murciélago era experto en cambiarse de chaqueta je je Besos Gladyzs

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails