viernes, 11 de marzo de 2011

El murciélago y el jilguero (141)

Un jilguero encerrado en una jaula colgada en una ventana cantaba de noche. Oyo un murciélago desde lejos su voz, y acercándosele, le preguntó por qué cantaba sólo de noche.

-- No es sin razón -- repuso -- porque de día cantaba cuando me atraparon, pero desde entonces aprendí a ser prudente.

-- ¡ Pues no es ahora cuando debías serlo, pues ya estás bien enjaulado, sino debió haber sido antes de que te capturaran ! -- replicó el murciélago.

La prudencia es para vivirla antes de caer en el error, no para después de la desgracia.
Esopo

6 comentarios:

  1. Cierta la reflexión Canoso. Por desgracia a veces la razón no sabe como sopesar las probabilidades y actua por inercia, ya sabes, el instinto que como animales también poseemos. Aunque no siempre acertemos en su uso. ¿Cómo iba a saber el pájarillo que por cantar sería capturado?... sencillo, el gilgero desconocía como las gastamos los humanos :)

    Un fuerte abrazo Canoso

    ResponderEliminar
  2. Me encanta! muchas veces nos lanzamos sin ver las posibles consecuencias, no dijo que los pajaros no canten, pero si puden estar alerta. Un grabrazo mi lindo amigo

    ResponderEliminar
  3. Buena reflexión en cuanto a lo que dice RC, ¿cómo se va a imaginar el pajarito la crueldad humana?
    Besines de lindo fin de semana Canoso,

    ResponderEliminar
  4. Buenas noches...

    Pasaba por estos lares y al ver la puerta abierta entre a saludarte..

    Un besote de buen fin de semana

    ResponderEliminar
  5. bellisimas y reflexivas letras nos regalas , esta asturiana te da infinitas gracias por compartirlas y te manda un besin muy muy grande.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails