viernes, 29 de octubre de 2010

La víbora y la culebra de agua (125)

Una víbora acostumbraba a beber agua de un manantial, y una culebra de agua que habitaba en él trataba de impedirlo, indignada porque la víbora, no contenta de reinar en su campo, también llegase a molestar su dominio.
A tanto llegó el enojo que convinieron en librar un combate: la que consiguiera la victoria entraría en posesión de todo.

Fijaron el día, y las ranas, que no querían a la culebra, fueron donde la víbora, excitándola y prometiéndole que la ayudarían a su lado.

Empezó el combate, y las ranas, no pudiendo hacer otra cosa, sólo lanzaban gritos.

Ganó la víbora y llenó de reproches a las ranas, pues en vez de ayudarle en la lucha, no habían hecho más que dar gritos. Respondieron las ranas:

-- Pero compañera, nuestra ayuda no está en nuestros brazos, sino en las voces.

En la lucha diaria tan importante es el estímulo como la acción.
Esopo

9 comentarios:

  1. Impresionantemente real, hay quienes solo hacen bulla, pero o mas importante es que tomemos acciones, no solo quedarnos como en otro planeta. Un fuerte abrazo mi lindo amigo

    ResponderEliminar
  2. Tener un público que nos anima y nos vitorea es tan importante como tener la motivación diaria, o del momento, para pasar a la acción y conseguir así el triunfo.

    Abrazo

    ResponderEliminar
  3. Acción fisica y psicologica

    Un abrazo Canoso y pasa un buen finde!!!

    ResponderEliminar
  4. Y cuantas veces se niegan los brazos, para contemplar la faena desde el burladero?

    Me encantan las fábulas. Un beso

    ResponderEliminar
  5. Rc, a veces solo con esas voces nos animan a seguir, aunque desfallezcamos. Besos

    Nos envalentona, José Jaime, nos da alas. Un fuerte abrazo

    La combinación de las dos es lo que nos da fuerzas. Igualmente J-M buen fin de semana.

    Pues también, a veces, como dice RC en el primer mensaje, nos quedamos solo en las voces cuando podemos también echar una mano. Besos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  6. Hola amigo Canoso,
    Está muy bien que nos animen con palabras...mientras no se nos niegue los brazos cuando se hacen más necesario que un simple ánimo...
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Cierto, cierto, sagitaire, cada cosa a su momento, a veces es necesario algo más, aparte de las palabras. Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Pero también en muchos de los casos de nuestra vida diaria tenemos el poder de hacerlo también con nuestros brazos, y tan sólo lo hacemos con palabras las cuales se las lleva el viento.
    Hay casos como es esta historia que no se le puede pedir otra cosa a las ranitas, pero hay otros en los que teniendo brazos, piernas, voz y poder... no se utilizan.
    Un beso Canoso y gracias por la reflexión que siempre nos viene bien tanto para los que tenemos brazos, como para los que no.

    ResponderEliminar
  9. Chari, cada momento es distinto, es cierto, pero como bien dices, hay veces en los que las palabras no bastan y hay que llegar a la acción.

    besotes

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails