viernes, 30 de julio de 2010

El camello, el elefante y el mono (113)

Votaban los animales para elegir un rey. El camello y el elefante se pusieron en fila disputándose los sufragios, ya que esperaban ser preferidos sobre los demás gracias a su tamaño y su fuerza.

Pero llegó el mono y los declaró a los dos incapacitados para reinar.

-- El camello no sirve -- dijo --, porque no se encoleriza contra los malhechores, y el elefante tampoco nos sirve porque tendremos que estar temerosos de que nos ataque un marrano, animal a quien teme el elefante.

La fortaleza más grande,
siempre se mide en el punto más débil.

Esopo

7 comentarios:

  1. Otra que no conocía. Feliz fin de semana!!

    ResponderEliminar
  2. El poder siempre es el poder. Reina el que aparenta, aunque no sepa. Es decir: Zapatero, Rajoy, Aznar,...

    Blogsaludos

    ResponderEliminar
  3. Buen fin de semana también para ti, Málaga. Un besote.

    Ha dado en el clavo, verdad, Pilar? Un besote

    Nunca mejor dicho, Adivín, aunque no sepa, que farsa más grande. Blogsaludos

    ResponderEliminar
  4. Esta no la sabía.

    Buen fin de semana, amigo.

    Abrazo

    ResponderEliminar
  5. Extraordinaria fabula, y la moraleja en nuestrtras debilidades pueden ser nuestras fortalezas, un ejempplo podria se el FODA, un fuerte abrazo mi lindo amigo

    ResponderEliminar
  6. Esopo tiene la habilidad de seguir impresionándonos cada día. Un fuerte abrazo.
    (Que me alegra tenerte por aquí, José Jaime.)

    Lo mejor es saber cuales son, RC, para poder getionarlas a nuestro favor. Un besote y buen domingo

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails