viernes, 18 de junio de 2010

El caballo, el buey, el perro y el hombre (107)

Cuando Zeus creó al hombre, sólo le concedió unos pocos años de vida. Pero el hombre, poniendo a funcionar su inteligencia, al llegar el invierno edificó una casa y habitó en ella.

Cierto día en que el frío era muy crudo, y la lluvia empezó a caer, no pudiendo el caballo aguantarse más, llegó corriendo a donde el hombre y le pidió que le diera abrigo.

Le dijo el hombre que sólo lo haría con una condición: que le cediera una parte de los años que le correspondían. El caballo aceptó.

Poco después se presentó el buey que tampoco podía sufrir el mal tiempo. Contestóle el hombre lo mismo: que lo admitiría si le daba cierto número de sus años. El buey cedió una parte y quedó admitido.

Por fin, llegó el perro, también muriéndose de frío, y cediendo una parte de su tiempo de vida, obtuvo su refugio.

Y he aquí el resultado: cuando los hombres cumplen el tiempo que Zeus les dio, son puros y buenos; cuando llegan a los años pedidos al caballo, son intrépidos y orgullosos; cuando están en los del buey, se dedican a mandar; y cuando llegan a usar el tiempo del perro, al final de su existencia, vuélvense irascibles y malhumorados.


Describe esta fábula las etapas del hombre: inocente niñez, vigorosa juventud, poderosa madurez y sensible vejez.
Esopo

10 comentarios:

  1. Jajajaja...Bonita fábula, y como siempre, cargada de una gran verdad.
    Un beso enorme Canoso

    ResponderEliminar
  2. Hola!!

    Permíteme presentarme soy Gillian administradora de un par de webs, visité tu portal y está interesante, tienes temas muy buenos y el diseño me gusta. me encantaría poner un link de tu web en mis sitios y así mis visitas puedan visitarlo también. si estás de acuerdo no dudes en escribirme

    Éxitos con tu blog.

    Gillian Silva
    gilixitana@hotmail.com

    ResponderEliminar
  3. Siempre tan certero! Fans club de Esopo: aquí. Jeje
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Pobres viejos, debemos de ser más condescendientes con ellos.

    Blogsaludos

    ResponderEliminar
  5. No sé si todos, pero los perros son también así de irascibles cuando están tumbados tranquilamente y se les acercan a su territorio.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  6. Cierto, Magdalena, describe perfectamente las etaopas de la vida del hombre. Besos

    Gracias Gillian, lo consideraré y me pondré en contacto contigo si lo veo apropiado. Un saludo

    No es mala idea AnTo, yo me uniría je je Besos

    La verdad es que los ponen lindos je je Blogsaludos, Adivín

    Y sobre todos si ya son perros viejos. Un abrazo Jesús

    ResponderEliminar
  7. Muy buena fabula, y creo que el trato esta vigente, por que se cumple! un fuerte abrazo mi querido amigo

    ResponderEliminar
  8. Que buen observador Esopo, y que buena trascripción de sus observaciones, crean un ambiente de reflexión para convertirse luego en la aprobación tácita....Verdaderamente brillante. Gracias Canoso.Que disfrutes de un buen fin de semana. Afectuosamente.ELCRUZADO

    ResponderEliminar
  9. Jo,que malas pulgas con los ancianos...
    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  10. La verdad es que se pasan un poco, todos no son unos cascarrabias. Un fuerte abrazo, sagitaire

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails