martes, 19 de enero de 2010

Jesús te está mirando

Un ladrón, linterna en mano, entró a una casa a hacer de las suyas. Cuando estaba escudriñando por la cocina en busca de la platería escuchó una voz que le dijo: -Jesús te está mirando

El ladrón se sobresaltó, apagó la linterna e inmediatamente se puso a averiguar de dónde salía esa voz. -Jesús te está mirando-, volvió a escuchar.

Así que encendió nuevamente su linterna y vio, encerrado en una jaula, a un loro que le repitió: -Jesús te está mirando

El tipo se rió y le respondió: -¿Y tú quién eres?

-Soy Moisés-, contestó el loro.

-¿Y quién fue el imbécil que te puso Moisés?

-El mismo imbécil que le puso Jesús al Doberman que está detrás de ti.

5 comentarios:

  1. Ja,ja,ja cuando se dio cuenta del grande le daría algo.

    Abrazo

    ResponderEliminar
  2. muaaaaaaajajajajajajajajajajajajaaaaa!!!!! Menudo percal para el caco....jaaaajajajaja :)

    Abrazos :)

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno, claro que el caco no pensaría lo mismo... XD

    ResponderEliminar
  4. jajajajaja... no quisiera yo estar en los pantalones del ladronzuelo.
    In abrazo

    ResponderEliminar
  5. José Jaime, como poco se le soltaría el vientre je je je abrazos

    Chema, para que se te quiten las ganas de robar je je je un fuerte abrazo

    Jengibre, seguramente pensaría todo lo contrario je je un fuerte abrazo

    TR, ni yo, ni yo je je un fuerte abrazo

    Disculpas a todos por tardar tanto en contestaros, pero ando fatal de tiempo.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails