viernes, 15 de enero de 2010

El perro con campanilla (86)

Había un perro que acostumbraba morder sin razón.

Le puso su amo una campanilla para advertirle a la gente de su presencia cercana. Y el can, sonando la campanilla, se fue a la plaza pública a presumir. Mas una sabia perra, ya avanzada de años le dijo:

-- ¿ De qué presumes tanto, amigo ? Sé que no llevas esa campanilla por tus grandes virtudes, sino para anunciar tu maldad oculta.

Los halagos que se hacen a sí mismos los fanfarrones, sólo delatan sus mayores defectos.
Esopo

7 comentarios:

  1. muy, muy cierto...y este mundo está plagado de "fanfarrones"

    Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Así es Chema, si llevarán una campanilla al cuello no se podría caminar de tanto ruido. Un cordial abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Dicen que "dime de lo que presumes y te diré de lo que careces", algo muy cierto. Y muy habitual también. Pero lo curioso es lo poco que hemos cambiado desde tiempo de Esopo ( en ese aspecto, claro).

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Fanfarrones y adulones a todos ellos le quedan grandes los pantalones.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Uff, la de campanillas que habria colocar, gran mensaje brillante reflección, Canoso. Un fuerte abrazo mi amigo

    ResponderEliminar
  6. Auto adularse es muy malo, no vemos los defectos que consideramos virtudes.

    Abrazo

    ResponderEliminar
  7. Eso es muy cierto, jengibre, viernes tras viernes comprobvamos que las fábulas de Esopo aún son alicables. Abrazos

    Je je muy bueno TR, no había oído ese refrán nunca, pero es muy certero. abrazos

    Así es de interés, estaríamos todo el día oyendo campanillas por todos lados je je Un fuerte abrazo

    José Jaime, vemos con facilidad la paja en el ojo ajeno y no la viga en el nuestro. Abrazo

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails