viernes, 16 de octubre de 2009

El lobo flautista y el cabrito (76)

Un cabrito se resagó en el rebaño y fue alcanzado por un lobo que lo perseguía. Se volvió hacia éste y le dijo:

-- Ya sé, señor lobo, que estoy condenado a ser tu almuerzo. Pero para no morir sin honor, toca la flauta y yo bailaré por última vez.

Y así lo hicieron, pero los perros, que no estaban lejos, oyeron el ruido y salieron a perseguir al lobo. Viendo la mala pasada, se dijo el lobo:

-- Con sobrada razón me ha sucedido esto, porque siendo yo cazador, no debí meterme a flautista.

Cuando vayas a efectuar una nueva actividad, antes ten en cuenta tus capacidades y las circunstancias, para valorar si podrías salir adelante.
Esopo

3 comentarios:

  1. Gran lección, digna de meditar y tener en cuenta, mucho tiempo

    Abrazo

    ResponderEliminar
  2. Hola,

    Instructiva entrada. La tendré en cuenta no vaya a ser que me ponga a hacer rayajos a lo loco...je, je.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  3. En vuestro caso no es algo nuevo, porque ambos tenéis experiencia.

    Gracias por la visita.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails